Christian Beadles, Justin Bieber y tú ♥

Christian Beadles, Justin Bieber y tú ♥

Este blog es para las Beliebers y LittleGirls , que les guste leer novelas sobre nuestros amores : Justin Y Christian ♥ Bueno espero que les guste y se diviertan leyendo :)

{Infiel - Capítulo 5}


Capítulo 5



-¡No! - Christian no se refería a la oferta de café o bebida. No podía soportar que se estuviera alejando de él sin mirarlo. Hablando por encima del hombro, como si no le importase si la oía o no.


-¡No! -fue tras ella, airado, con pasos largos y furiosos. Le puso la mano en el brazo y la detuvo, haciéndola girar en redondo.


-¡Christian! -El ignoró su protesta; a pesar de que sus dedos apretaban con fuerza la carne blanca que exponía el vestido si mangas de color turquesa. Sus ojos ardientes escrutaron su rostro, deseando penetrar en su mente, en su alma, ver qué escondía allí.


-¡No! -repitió, sin saber por qué. Sólo sabía que no le gustaba cómo se sentía desde hacía ya demasiado tiempo. Ella le provocaba sentimientos que nunca había tenido antes. Quería regresar a su antigua vida. Recuperar la sensación de tener el control, saber hacía dónde iba... qué quería. Odiaba la sensación de estar a la deriva en un barco sin timón... todo por culpa de esa mujer.


-De acuerdo, nada de café. ¿Qué te pasa hoy?


-Nada. No me pasa nada.


-Entonces, deja de comportarte como un oso gruñón. Yo sí quiero beber algo, así que... -Miró los fuertes y semi bronceados dedos que seguían apretando su brazo, y después su rostro. El reproche de sus ojos fue tan obvio que él la soltó instintivamente y dio un paso atrás.


-Perdona.


-Está bien -volvió a lucir esa sonrisa vacía, que Christian odiaba por insincera. De repente, su expresión cambió-. No, lo cierto es que no está bien. ¡En absoluto! ¿Cómo te atreves a maltratarme de esa manera?


-¿Maltratarte? -estaba tan indignado que la palabra casi resultó incomprensible-. ¿A eso lo llamas maltratarte? ¿Qué te ha ocurrido, ____? No solías ser así. Solía gustarte que te tocara...


Lo asaltó una oleada de ira por su rechazo. La miró fijamente y capto su expresión vigilante, el destello de algo nuevo e incierto en las profundidades de sus ojos cafés.


-Te encantaba...-repitió de nuevo-


-¡Pero no como acabas de hacerlo! ¡Eso no me ha gustado, ni mucho menos encantado!


-¿Te he hecho daño? Si es así lo siento...

 

------------------------------------------------------------

Tardée mucho en subir, lo sé y lo siento. Pero siento que nadie lee mi novela y eso en realidad es triste. Llora

 

[Daniela]

 

Twitter: @TheEdgeOfBieber

{Infiel - Capítulo 4}

 

Capítulo 4


A Christian le sonó a respuesta forzada. La inquietud e irritación que lo habían llevado a casa se incrementaban por segundos. Se preguntó qué hacia ella aún arriba, en vez de bajar corriendo a sus brazos. Eso era lo que él quería, pero los deseos de _____ y los suyos no coincidían últimamente.

La cálida espontaneidad que lo enamoró se había desvanecido, dejando en su lugar una fría reserva que lo crispaba.

-Si eso es contenta, no creo que me gustara verte desilusionada. Casi se diría que tienes algo que ocultar. ¿Qué es, querida? ¿Tienes a un amante escondido arriba? ¿Alguien a quien no quieres que vea? -su intención era que sonarse a broma, pero la tensión confirió a su voz un tono oscuro, acusatorio.

-¡No seas ridículo! -ella estaba sólo un escalón por encima de él, mirándolo a los ojos. Christian vio en las profundidades de los de ella una chispa de algo extraño, que le erizó el vello-. ¿Por qué iba a querer un amante?

-Eso me pregunto yo. ¿Es que no te tengo lo bastante ocupada? 

Ésa era la frase que debía llevarla a sus brazos, a apretar su suave mejilla contra la de él, a colgarse de su cuello. Eso lo distraería del rumbo inquieto e incómodo que llevaba demasiados días asolando su pensamiento. 

-¿_____? -Volvió a ver esa inexplicable nube ahumada en los ojos que solían ser de un café puro. Deseó agarrarla de los brazos y sacudirla, obligarla a confesar qué iba mal. Estaba seguro de que ocurría algo.- 

-Claro que sí -esbozó una sonrisa desganada-. Más que ocupada -por fin se inclinó y lo besó. Pero no fue más que un roce en la mejilla, elusivo. Y volvió a sonreír como antes. Una sonrisa que no era sonrisa; que indicaba que su mente estaba en otro sitio. No con él. Odiaba la sensación que eso le provocaba. Ella bajó el último escalón y miró hacia la cocina.

-Iba a preparar café. ¿Quieres? O quizás algo fresco. Esta tarde hacía mucho calor cuando estuve afuera. 

-No ha refrescado nada. 

Se preguntó qué diablos hacían hablando del tiempo. El sólo lo hacía con gente a la que no conocía o que le caía mal. Gente con la que no se llevaba bien. Hombres de negocios, empleados, su padre... ¡No su amante, la mujer con quien vivía!

-Entonces, ¿no quieres café?


-¡No! - Christian no se refería a la oferta de café o bebida. No podía soportar que se estuviera alejando de él sin mirarlo. Hablando por encima del hombro, como si no le importase si la oía o no.

-¡No! -fue tras ella, airado, con pasos largos y furiosos. Le puso la mano en el brazo y la detuvo, haciéndola girar en redondo.

-¡Christian! -El ignoró su protesta; a pesar de que sus dedos apretaban con fuerza la carne morena que exponía el vestido si mangas de color turquesa. Sus ojos ardientes escrutaron su rostro, deseando penetrar en su mente, en su alma, ver qué escondía allí.

-¡No! -repitió, sin saber por qué. Sólo sabía que no le gustaba cómo se sentía desde hacía ya demasiado tiempo. Ella le provocaba sentimientos que nunca había tenido antes. Quería regresar a su antigua vida. Recuperar la sensación de tener el control, saber hacía dónde iba... qué quería. Odiaba la sensación de estar a la deriva en un barco sin timón... todo por culpa de esa mujer. 

-De acuerdo, nada de café. ¿Qué te pasa hoy?

-Nada. No me pasa nada.

-Entonces, deja de comportarte como un oso gruñón. Yo sí quiero beber algo, así que... -Miró los fuertes y semi bronceados dedos que seguían apretando su brazo, y después su rostro. El reproche de sus ojos fue tan obvio que él la soltó instintivamente y dio un paso atrás. 

-Perdona. 

-Está bien -volvió a lucir esa sonrisa vacía, que Christian odiaba por insincera. De repente, su expresión cambió-. No, lo cierto es que no está bien. ¡En absoluto! ¿Cómo te atreves a maltratarme de esa manera? 

-¿Maltratarte? -estaba tan indignado que la palabra casi resultó incomprensible-. ¿A eso lo llamas maltratarte? ¿Qué te ha ocurrido, ____? No solías ser así. Solía gustarte que te tocara... 

Lo asaltó una oleada de ira por su rechazo. La miró fijamente y capto su expresión vigilante, el destello de algo nuevo e incierto en las profundidades de sus ojos cafés. 

-Te encantaba...-repitió de nuevo- 

-¡Pero no como acabas de hacerlo! ¡Eso no me ha gustado, ni mucho menos encantado! 

-¿Te he hecho daño? Si es así lo siento...



-------------------------------------------------------

Más de 4 Pulgar arriba y la sigo.



~ Daniela.

{Infiel - Capítulo 3}

 

Capítulo 3


-La junta tomó la decisión que yo quería antes de lo esperado. Tengo trabajo que hacer para el próximo proyecto, así que decidí aprovechar y volver a casa.- Lo cierto era que había sido incapaz de concentrarse, así que había puesto fin a la reunión para volver a casa. Sospechaba haber roto un par de límites de velocidad.

-¿Por qué te sorprende? ¿Tienes la conciencia intranquila por alguna razón?

-¿Qué? No. Claro que no
-su voz sonó inquieta, como si tuviera algo que ocultar-. Es sólo que dijiste que no volverías hasta las siete.

-No esperaba volver antes. Tampoco esperaba que te quejases.

-No me estoy quejando.


Llevaba así un par de semanas, volviéndose más cortante e impredecible día a día. Y nada conseguía hacerle sonreír como antes. Nada la complacía. Excepto el tiempo que pasaban en la cama. Eso no había perdido su atractivo. Si acaso, él la deseaba aún más, con más pasión; por su parte, _____ había cambiado su cualidad de amante seductora y tentadora por una exigencia y entrega que lo estremecía por su intensidad. Algo había desaparecido de su relación, empobreciéndola.

-No me quejo, me ha sorprendido, nada más
- había llegado a la escalera y lo miró desde arriba. Incluso desde esa perspectiva, que habría empequeñecido y deformado a cualquier hombre, era tan imponente y atractivo que se le aceleró el corazón. Tenía el cabello castaño claro como la miel, y los ojos del mismo color. Su piel era blanca ,pero estaba un poco bronceada por el fuerte sol de Atlanta.


Era muy alto, de pecho ancho, cintura estrecha y piernas largas y fuertes. El conjunto quedaba realzado por el corte perfecto del traje gris claro, la camisa blanca y la corbata de seda plateada que ya se había aflojado, por supuesto. Christian Beadles estaba acostumbrado a vestirse como un hombre de negocios de éxito cuando hacía falta. Pero en cuanto llegaba a casa, se quitaba la chaqueta y la corbata, se desabrochaba el cuello de la camisa y el aspecto de hombre formal y sofisticado adquiría una cualidad desenfadada, más viril.

-Como la reunión acabó temprano, decidí que me cundiría más el trabajo en casa que en la oficina.

-Entonces, ¿has vuelto para trabajar? -
no debería molestarla, ya lo conocía. Pero aun así la irritó.

-Creí que te pondrías contenta.

-Estoy contenta.



----------------------------------------------------------


Más de 4 Pulgar arriba y la sigo :)

{Infiel - Capítulo 2}


Capítulo 2

 

Cualquier cosa que la previniera de lo que iba a suceder, que le proporcionara unos segundos para prepararse.

-¡_______!

Ese tono de voz sí era inconfundible. Incluso en esa sola palabra, se percibía un deje de impaciencia típico de Christian. La mayoría de la gente utilizaba la abreviatura de su nombre de forma cariñosa; Christian Beadles, en cambio, lo utilizaba como reproche, cuando creía que ella le había fallado en algo. Obviamente, había esperado que corriera a saludarlo, a besarlo, en cuanto cruzase el umbral. 

Cualquier otro día habría cumplido esa expectativa con presteza, pero su tribulación había hecho que tardase en reaccionar. 

-¡______! ¿Dónde estás?

-Aquí arriba - replicó ella, levantándose de la silla sin pensarlo. Había notado algo en su voz que iba más allá de su convencimiento de que sólo tenía que hablar para que lo obedecieran de inmediato. Era cierto. Como hijo mayor de Will Beadles, un aristócrata español dueño y gerente de la Corporación Alcolar, Christian estaba acostumbrado al respeto, la obediencia y el cumplimiento de cada uno de sus caprichos desde el día en que nació.

En la actualidad, como propietario y director de su propio viñedo, había incrementado su estatus y multiplicado su fortuna personal por cien, y exigía aún más respeto que antes. Algunos lo apodaban «El Lobo», porque había seguido su propio camino, sin pedir ayuda, ni siquiera a su familia. Otros cambiaban una letra y lo llamaban «El Loco», porque no entendían que hubiera rechazado la fortuna y el prestigio que le habría dado su padre si se hubiera unido al negocio familiar.

-¡Ya voy!- No siempre lo obedecía tan rápido. A veces se resistía al tono autoritario de su voz a propósito, para irritarlo. Era una de las pocas personas, junto con su hermana Rachel, que se lo podía permitir. Lo provocaba si le parecía necesario darle una lección por su autocrático convencimiento de que le bastaba hablar para ser obedecido. Pero ese día no, no con esa importante fecha tan próxima y los inciertos cambios de humor de Christian. 

-¡Has vuelto temprano! No te esperaba hasta dentro de al menos una hora. 

Christian pensó que no sonaba muy contenta por su llegada; ése era uno de los motivos por los que había vuelto antes. ______ había cambiado últimamente. Eran cambios que ni entendía ni le gustaban; había confiado en que pillarla desprevenida lo ayudaría a descubrir qué tenía en mente.

 

 

--------------------------------------------------

 

Más de 3 Pulgar arriba y la sigo :)

 

~ Daniela.

{Infiel - Capítulo 1}

Capítulo 1

El calendario colgaba en mitad de la pared, donde _____ no podía evitar verlo. Mirase donde mirase, siempre estaba allí, claro y obvio. De hecho, parecía hacerse mayor con cada segundo que pasaba. La Fotografía de una escena taurina llamaba la atención por sus brillantes colores y su vitalidad. Debajo estaban las fechas, en números negros. Había una en concreto que no deseaba ver, aunque quizá lo anhelaba; ya no sabía qué pensar. La importancia de esa fecha no estaba en sus manos, sino en las de Christian.

No podía hacer nada al respecto. Al menos si quería evitar que las cosas tomaran un rumbo indeseado. Pero, ¿merecía la pena seguir en una situación que no la hacía feliz? 

-¡Déjalo! -se dijo, poniéndose un mechón de pelo castaño detrás de la oreja-. ¡Déjalo! No haces más que dar vueltas en círculos. Era lo que llevaba haciendo las últimas tres semanas.

Juntó las cejas por encima de sus preocupados ojos cafés. Había empezado cuando la página del calendario reveló el mes de junio y allí, en medio de la tercera semana, el importante aniversario. El aniversario que no sabía si Christian recordaría y que temía que él conmemorase como había hecho con todas sus relaciones anteriores: poniendo punto final y pidiéndole a _____ que se fuera de su casa. Ninguna mujer había durado más de doce meses con él. 

Después de un año, a veces exacto, decía adiós y rompía la relación sin mirar atrás. Al final de esa semana ella llevaría un año viviendo con él.

-Oh, Christian, ¿Qué piensas? ¿Qué sientes? Se preguntó si llegaría a ser más que su amante o si estaba destinada a acabar como las mujeres anteriores: fuera de su vida para siempre. El ruido de una llave en la cerradura la devolvió al presente. Abstraída, no había oído el coche. 

Christian estaba allí, antes de lo esperado; tenía que prepararse mentalmente para darle la bienvenida. 

-¡ ______! -se oyó en la planta de abajo. 

Christian pronunciaba su nombre con un deje cantarín. ______ intentó captar si había algo distinto en su voz, algo que le diera una pista sobre su estado de ánimo. Intentó descubrir en su tono algún tono de frialdad o alejamiento.


-----------------------------------------------------------------

Denle Pulgar arriba para saber si les gusto :)

~ Daniela. ♡

FELIZ DÍA DE SAN VALENTÍN ♡

 

Feliz día de San Valentín para todas, aunque para mi es San Solterín, jajaja.

Espero que la pasen lindo con sus seres más queridos.

 

~ Daniela. ♡

{Infiel - Prólogo}

Argumento:

Lo que había entre ellos estaba predestinado a acabar... 

Christian Beadles tenía una regla: jamás debía tener la misma amante más de doce meses. _____ sabía que la aventura llegaba a su fin, así que antes de que le hiriera el orgullo... y el corazón, decidió marcharse. 

Sin embargo, después de que un accidente dejara a Christian amnésico, no podía recordar que _____ hubiera puesto fin a la relación y, según los médicos, ella no debía contarle la verdad. Así que estaban donde habían empezado, en la cama de Christian... hasta que recuperara la memoria.


Denle Pulgar arriba para poder saber si les gusto o no y seguir subiendo capítulos.

~Daniela.

Cambio de planes.

Chicas, he decidido cambiar de novela.

La sinopsis que subí de 'Addicted to you' la seguiré otro día, la nueva novela que pondré tendrá algunas partes pervertidas, espero que no les importe, jaja.

Y seguirá siendo con Christian Beadles. Vergüenza

Bueno, ojala les guste

~Daniela.

¡Volví! ♡

Después de años, he vuelto.

Perdónenme por haber estado ausente, la verdad es que no creía que volvería a usar el metroblog.

Ayer estaba aburrida y decidí entrar después de años, y vi que tenía 63 en la sinópsis de 'Addicted to you', me quedé asombrada ¡MUCHISIMAS GRACIAS! Pero también tenía 3 , aún no entiendo el motivo, pero bueno...

 

He decidido seguir con la novela, trataré de subirla siempre que pueda y espero que la lean y les guste Angel

 

Bueno, ahora me tengo que ir a mi academia a estudiar {Sueño} pero cuando vuelva, trataré de subir el primer capítulo.

 

Muchas gracias por todo.

 

Si esta publicación tiene más de 3 Pulgar arriba, subo el primer capítulo.


Twitter: @TheEdgeOfBieber
- Dαηιєℓα ♡

JESSICA JARRELL ♥

Page: 1 2

A quién Prefieres

¿ Justin o Christian ?

Custom Reply

Calendary

Christian Beadles

Christian Beadles

Justin Bieber

Justin Bieber

Caitlin Beadles

Caitlin Beadles

Ryan Butler

Ryan Butler

Chaz Somers

Chaz Somers

Payton Burrows

Payton Burrows

Bella Jepsen

Bella Jepsen

Encuentra tu blog